Buscar

En el nombre de la Democracia


*Por Eliana Valci


Enarbolando este estandarte se cometieron las peores atrocidades de la historia. El gobierno del pueblo no implica tomar el poder por la fuerza, o ejercer violencia sobre otro ciudadano.


Este país tiene un problema con la semántica y el exceso de la libre interpretación. Los hechos no son como deberían ser, es el bendito dilema entre el ser y el deber ser. Y abusando de esto último cada uno hace lo que se le canta.


Es real que todos estamos hastiados del aislamiento, pero no es menos cierto que enfrentamos una enfermedad que desconocemos y que se ha “llevado puesta” millones de personas alrededor del mundo.


Al parecer en Argentina, los autodenominados “anticuarentena” supuestamente lo entienden cuando su sistema inmunológico se ve afectado por cualquier tipo de patología, no solo el Covid-19, ya que son los primeros en exigir de forma urgente atención médica, sea pública o privada.


Ignorancia, ambición y fanatismo son los males de nuestra tierra. Mientras haya personas dominadas por ellos, su ego los hace ciegos y jamás podrán ver que la pena de otro puede ser la propia.


Esto no tiene que ver con censurar o cercenar la libertad de expresión, sino con poner claro sobre oscuro sobre determinadas situaciones. Todos somos seres diversos y con multiplicidad de pensamientos y creencias, pero sino partimos de la premisa de Voltaire – “no estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida el derecho a expresarlo”–seguiremos viviendo en el caos y nunca habrá un orden donde podamos convivir en armonía.


Presenciamos en las últimas horas todo lo contrario a lo antedicho, violencia contra colegas, y todo tipo de epítetos contra el gobierno en la “marcha anticuarentena” del día de ayer. Y como si esto fuera poco, represión contra los manifestantes que piden justicia por Santiago Maldonado y aparición con vida de Facundo Castro.


Somos una democracia desde la formalidad, entendida desde el estado de derecho, pero hasta que no comprendamos el espíritu de la misma y el rol de cada uno de nosotros, continuaremos en este “tire y afloje” que no conduce a nada.


*Directora Ida & Vuelta

38 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo