Buscar

Las consultoras anticipan que la inflación de junio sería del 1,7% y esperan 40% para todo el año

El próximo miércoles el Indec difundirá el dato de la inflación de junio. Para las consultoras privadas el Indice de Precios al Consumidor (IPC) del mes pasado rondó el 1,7%, apenas 0,2 puntos porcentuales por encima del registro de mayo y abril. Para todo el año, los economistas privados ajustan ligeramente a la baja las proyecciones y la llevan a 40%. La extensión del parate generado por la cuarentena y el congelamiento tarifario explican esta tendencia. Para la consultora Orlando Ferreres y Asociados, la inflación de junio fue del 1,6%, mientras que para LCG llega al 1,9% y para Ecolatina se ubica en 1,7%. En el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central el resultado de junio fue 2%. "La inflación de junio nos da 1,8%", dice Juan Ignacio Paolicchi,

economista de Eco Go, "básicamente está en línea con una economía que sigue con controles de precios, tarifas congeladas, una puja distributiva anestesiada y una demanda de dinero que se sostuvo durante junio producto de las restricciones y la escasa movilidad de la cuarentena". Para julio Paolicchi indica que probablemente la inflación siga dando por debajo del 2%. "Sólo el dólar que empieza a impactar un poco en el precio de los bienes importados, pero todavía no hay un pass trough importante". Desde Ecolatina apuntan que en junio se destacó la dinámica de Alimentos y bebidas (0,9%), que exhibió la evolución más baja para el índice de precios que realiza la consultora desde septiembre de 2015. Sin embargo, destacan que ese rubro "acumuló una suba de 17,5% en el primer semestre del año (4 puntos porcentuales más que el nivel general) y 49,6% respecto al mismo mes del año anterior". Ecolatina también marca que la nueva restricción cambiaria implementada por el BCRA a fines de mayo, en la que se les prohibió a algunas empresas acceder al mercado de divisas oficial para importar, "propició significativos aumentos en algunos bienes en junio". En este sentido, el capítulo con mayor dinamismo fue Esparcimiento (un alza de 5,4%, 2,8 puntos porcentuales más que el mes anterior), donde se destacaron las subas de equipos y elementos electrónicos y juguetes. "Con tarifas congeladas en lo que queda del año y paritarias que no se reanudarán en el corto plazo, el principal driver que explicará la dinámica inflacionaria en el segundo semestre será el tipo de cambio", apunta Ecolatina. De este modo, "las nuevas restricciones del Banco Central podrían tener un impacto inflacionario, en la medida que las cotizaciones paralelas se tornen más relevantes para tomar decisiones de precios. Por su parte, la dilatación de la renegociación de la deuda podría traer presiones adicionales, por medio de un incremento de la brecha cambiaria que acelere las expectativas de devaluación". Para todo el año Eco Go espera una inflación del 40%, aunque Paolicchi aclara que proyección "se viene revisando contínuamente". En el REM también se llevó su proyección a la baja, con una estimación de 40,7% para 2020. En el relevamiento de mayo la expectativa era de 43,3%. Por su parte Ecolatina pronostica un cierre del año con un índice de entre 40 y 45%. "Aún faltan especificaciones por parte del BCRA sobre qué se hará con el excedente inyectado de liquidez, pero tampoco se sabe cuál será el pass through en el corto plazo, en un contexto de desplome de demanda agregada tan grande y alargamiento de las restricciones a la circulación".


Fuente: Cesla

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo