Buscar

Ley de alquileres: cuándo entra en vigencia

*Por Florencia Barragan


El Congreso sancionó la nueva ley de alquileres , tras la aprobación en la Cámara de Senadores. Los contratos serán más extensos, los aumentos pasarán a ser anuales, el pago del depósito será menor y habrá mayores garantías. Sin embargo, todavía rige la ley anterior, dado que los cambios recién entrarán en vigencia al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial. La Defensoría del Inquilino de la Ciudad recomienda esperar a que entre en vigencia para renovar un contrato o realizar una mudanza.


¿Cuándo se aplica?


El proyecto de ley de alquileres fue aprobado el jueves en Senadores. Antes del lunes se enviará al Ejecutivo y ahí comenzará la reglamentación, indicaron a PáginaI12 fuentes de la Comisión de Legislación General del Senado.

El abogado Andrés Bernal, del Programa de Inquilinos de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, detalló los próximos pasos: “El Congreso envía el proyecto de ley votado al Ejecutivo, que es quien lo promulga. Si en diez días no lo hace, se hace de hecho. Una vez promulgada, se publica en el Boletín Oficial. Como regla general, las leyes entran en vigencia 8 días después de publicadas, salvo que la propia ley diga otra cosa. En este caso, se definirá que entre en vigencia al día siguiente de su publicación”.

Es decir, que hasta tanto no sea publicada en el Boletín Oficial, renovar un contrato en una vivienda o mudarse y firmar un nuevo contrato se llevará a cabo con la ley anterior, que tiene contratos de 2 años y aumentos semestrales. Para estos contratos o los que se encuentran en vigencia, no aplicará la nueva ley, dado que no es retroactiva.


¿Conviven la ley y el decreto?


Las reformas en el código civil y comercial van a convivir unos meses con el decreto 320, que rige hasta el 30 de septiembre. El DNU, publicado cuando comenzó la cuarentena, plantea la suspensión de desalojos, la posibilidad de prorrogar un contrato finalizado con el mismo precio y congelar el alquiler, pese a las actualizaciones, y luego devolver la deuda en cuotas sin interés a partir de octubre.

Bernal, de la Defensoría del Inquilino, recomienda a los inquilinos que esperen a la vigencia de la nueva ley antes de realizar un nuevo contrato. “Si el contrato llegara a vencerse en estos días, el inquilino puede acogerse al decreto 320 y prorrogarlo automáticamente hasta el 30 de septiembre. La nueva ley va a significarle mayor previsibilidad”, aseguró. La normativa extiende el plazo de los contratos, baja el valor del depósito inicial y blanquea el contrato en la AFIP. Si el inquilino prorrogó el contrato vencido hasta el 30 de septiembre, pero luego quiere abandonar el inmueble antes de ese plazo, puede hacerlo. “Tiene que anticiparlo con 15 días al locador”, informó Bernal.


En tanto, hay economistas que consideran que es preferible firmar un nuevo contrato antes de que se publique la nueva ley en el Boletín Oficial, debido a la modificación que establece en los aumentos, que pasan de ser semestrales a anuales, y que dejan de establecerse según lo designa el mercado, para pasar a estar basados en un índice que publicará mensualmente el Banco Central, basado en inflación (IPC de Indec) y variación salarial (Ripte de Anses). En el 2019, este indicador, de haber existido, hubiera marcado un aumento de 47 por ciento anual, según el economista Matias Surt de Invecq. Mientras tanto, los alquileres aumentaron 33 por ciento en la Ciudad de Buenos Aires en 2019, según Zonaprop. “Ante el temor de que los desequilibrios monetarios te lleven a algo muy malo en términos de inflación, la mejor opción podría ser firmar con los aumentos semestrales”, explicó Surt.

Con la sanción de la ley de alquileres, quienes buscaban mudarse recibieron cambios en los contratos. El propietario de un departamento 2 ambientes de Nuñez lo alquilaba a 14 mil pesos con aumentos semestrales del 18 por ciento. Si se firma con la nueva ley, el valor inicial será de 17 mil “porque pasará un año hasta que se aplique el aumento”, indicó la locadora. La Defensoría del Inquilino recibió varias consultas de este tipo. Lo cierto es que es imposible saber cuál será el aumento anual, dado que se desconoce cuál será la inflación y la variación salarial del Ripte de acá a junio 2021. Aguardar a la nueva ley implicará para el inquilino menor desembolso de depósito, mayor plazo de contrato, arreglos y expensas extraordinarias a cargo del propietario y menores penalidades en caso de tener que abandonar la vivienda. 


Fuente: Pág. 12


2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo