Buscar

Llamado a la solidaridad


Hola, mi nombre es Agustín Ignacio Vidal, tengo 8 añitos. Hoy vengo a contarles mi historia para que ayuden a salvar mi vida y pueda volver a casa con mis hermanitas.


El 3 de enero de este año me diagnosticaron con Glioma Difuso de grado cuatro, un tumor cerebral. Ese día me golpee el pie contra el marco de la puerta, porque no podía mover bien mi pierna, y mis papas se asustaron porque no me dolió. Me llevaron al Hospital Italiano en Capital Federal y me sacaron una tomografía. Papá y mamá me contaron que tenía una manchita en la cabeza. Me hicieron una biopsia. Me quedé en el hospital.


El 6 de enero pase Reyes en el hospital. Me trajeron muchos regalos, pero no los pude abrir porque el tumor afectaba mi movilidad en todo el lado derecho de mi cuerpo. Tampoco podía hablar. Yo sabía qué quería decir, pero no me salían las palabras. A veces escribía en el celular y esperaba.


Al día siguiente vomité varias veces y me volvieron a hacer una tomografía: la manchita creció. Mis papás me explicaron que por eso no podía caminar. Me tenían que operar y yo no quería que me cortaran mi pelito! Tenía mucho miedo, pero nunca digo nada porque mi familia se pone triste. Me dieron un beso y entré al quirófano. Después de las 7 horas más largas del mundo salí de la operación en donde me extrajeron una buena parte del tumor. Volví a casa con la cabeza llena de cicatrices, pero a mi no me importaba.


Después de eso arrancamos quimio, radio terapia y la dieta cetogénica. Que fea era! Pero la cumplí todos los días.. Bueno, salvo esa vez que la nena que me gusta me regaló un chocolate y me lo comí a escondidas. Pero yo nunca me quejé, me puse las pilas y arranqué todo de cero. Tuve que practicar volver a hablar, y cuando no me salía usaba unas letras que me habían hecho mis primas. Fui a kinesiología y poco a poco caminé. Un día hasta corrí! Y otro le hice pun par de penales a mi papá. Y jugué al ajedrez con mi familia (nadie me puede ganar).


Pero un día me levanté mal. Empecé a vomitar y de nuevo me costaba caminar, o usar mis manitos. Entonces me llevaron al hospital (21/07/2021) y desde ese día estoy internado, luchando. Resulta me encontraron metástasis. Ya no me muevo, me la paso en la cama. De a poquito fui perdiendo el habla y dejé de moverme porque me costaba. Hoy sigo internado, ya no puedo hablar y estoy alimentándome con una vía. Mis papás encontraron un tratamiento es EEUU que podría salvar mi vida, pero necesitamos de su colaboración para recaudar 350000 dólares y así poder pagarlo.


¡Gracias por leer! Todo aporte ayuda.

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo