Buscar

Panorama sindical. Masas

*Por Lucas Molinari


Grandes movilizaciones, pañuelos pintados en las plazas, gritos recordando a los 30 mil… Una semana llena de hechos políticos que ninguna minoría negacionista puede frenar.

En estos tiempos de incertidumbre, qué mejor que miles y miles reivindicando la lucha por la liberación nacional y social de aquellos que fueron asesinados por la dictadura cívico militar.

El contraste fue total. Medios de la Antipatria esperaban que hubiera peleas, que organizaciones del Campo Nacional se disputen la calle. Como en aquellos trágicos años ‘70, en que las divisiones primaron.

Pero no, todo fue Pueblo en la calle, con consignas contundentes como “la deuda es con el pueblo”.

Sin embargo, cabe preguntarse: Si durante la Resistencia al macrismo el movimiento sindical encabezó en unidad la marcha del 24, ¿por qué esta vez no?

En este caso, La Cámpora buscó capitalizar y encolumnar a quienes se sienten parte del Frente de Todos pero no acuerdan con el rumbo de la política oficial.

¿Puede esa organización política representar y abrir la mesa de discusión para el protagonismo de miles de delegados y delegadas sindicales?

El debate sobre el sujeto de transformación en Argentina sigue vigente, como también la cuestión programática del Movimiento Nacional. En ese sentido, siempre destacamos la importancia de recuperar para la formación política los documentos de Huerta Grande, La Falda, CGT de los Argentinos, y CGT de Ubaldini. Aunque el problema parece estar en la ausencia de una conducción estratégica (que es diferente que liderazgo) y cierta lógica endogámica de la política palaciega (que discute por redes sociales).

Sobre esto último, vale destacar un planteo del militante y sociólogo Pablo López Fiorito, sobre la coyuntura de la coalición gobernante: “La discusión aparece más como una “interna”, una pelea de fracciones, que como una discusión sobre el rumbo del país”.

Vayamos ahora a la semana política. Roberto Feletti, secretario de Comercio Interior, dio una conferencia de prensa que vale la pena repasar ya que describe la guerra económica de las corporaciones contra las mayorías. Si el último año veníamos discutiendo el precio de la carne, ahora hasta el pan subió como un commodity ¿Qué pasó? El gobierno había hecho un acuerdo con la industria panaderil y molinera para que el kilo de pan esté entre 220 a 270 pesos porque “hay 30 mil panaderías y tienen distintos costos”, explicó Feletti. El objetivo: “Mantener la bolsa de harina industrial de 25 kilos en 1300 pesos hasta el 31 de marzo”. Pero el precio de la tonelada de trigo que estaba en 25 mil pesos saltó a 40 mil, por consecuencia de la guerra en Ucrania. “Esa situación obligó a un debate en el gobierno sobre cómo se protege la situación alimentaria del impacto internacional”, contó el Secretario con un tono de “yo te avisé y vos no me escuchaste”.

¿Por qué saltó el precio interno? Lo contó el funcionario: “Los molineros que dispararon la bolsa de harina de 1300 a 1900, diciendo que no había trigo, tenían acopiados en sus molinos 1 millón 100 mil toneladas de trigo, cuando las necesidades habituales son de 600 a 700 mil. Sin embargo, no entregaban el trigo y subían el precio y estrangulaban el abastecimiento de harina”.

Feletti analizó una coyuntura mundial que tiende a agravarse por lo cual “todos los países iniciaron procesos de protección y hablan de riesgo alimentario”. Si bien no lo dice abiertamente, están expuestas sus diferencias con la actual política oficial “de la macro” que se muestra insuficiente para contener una inflación “multicausal”.

En la conferencia señaló a los enemigos del pueblo: “No puedo entender cómo hay sectores de la producción argentina que quieren que se les convalide un efecto riqueza de 50 por ciento en dólares, sólo por acopiar un cereal y eso impacta sobre la mesa cotidiana de los argentinos” y siguió: “Es cuestión de tener la gallina de los huevos de oro, pero que el oro se lo queden en el gallinero”. Y repudió: “la especulación de los que quieren comprarse más departamentos en Miami, que salen a la ruta a exhibir el lujo que tienen. Porque quieren convalidar una suba del 50% en dólares de sus stocks, sólo por el efecto riqueza. Si seguimos así la Mesa de Enlace va a decidir qué comemos y qué no comemos”.

Entre las empresas que denunció Feletti están LAS MARÍAS y MOLINOS RÍO DE LA PLATA, dos corporaciones que tienen denuncias y causas abiertas por haber sido partícipes de la desaparición de delegados sindicales durante la dictadura. No hay casualidades, sino causalidades.


MENOS DESOCUPACIÓN, MÁS PRECARIZACIÓN


El INDEC publicó esta semana el informe de Mercado de Trabajo del cuarto trimestre de 2021. Consultamos a Luis Campos del Observatorio Social de la CTA Autónoma para una lectura de los datos:

“Contiene algunos indicadores bastante alentadores como la tasa de desempleo que se ubicó en un 7%, es la más baja desde la normalización del INDEC a comienzos del 2016, y en general todas las variables están en una mejor situación en comparación con el cuarto trimestre del 2019. Es decir, se habrían recuperado gran parte de los puestos de trabajo que se cayeron durante la pandemia y la tasa de trabajo no registrado cayó en relación al 2019. Ya es posible comparar la situación actual con fines del 2017, con anterioridad a la crisis del 2018 que fue cuando las variables económicas se dispararon en el peor sentido. Entonces, si lo comparamos con 2017 la tasa de desempleo era similar en un 7%, pero en el resto de las variables estamos peor. Subió mucho la tasa de ocupados demandantes de empleo, los trabajadores que si bien tienen un puesto de trabajo, buscan más empleo. Esto tiene que ver con el deterioro de las condiciones laborales. Se ve muy claro en materia salarial donde todavía estamos muy por debajo de los niveles del 2017, con casi un 20% de caída. Esto hace que para muchos que están ocupados tengan que salir a buscar un complemento de ingresos. El indicador de “presión laboral” muestra la búsqueda activa por trabajo que supera, en este Informe, el 30% del total. Entonces, ese 7% de desocupación que parecía bueno, cuando aparece este 30% de presión laboral vemos un dato que es muy alarmante. Finalmente, los sectores más afectados por el desempleo siguen siendo, sobre todo, las mujeres jóvenes y en términos regionales llama la atención la situación en Córdoba donde el desempleo sigue superando los 10 puntos con casi un 50% de la población que busca trabajo o está dispuesta a trabajar más para complementar ingresos”.


MESA CHICA


También esta semana terminó con un encuentro entre el Presidente y parte de la cúpula cegetista, según dio a conocer Infobae. Este medio con terminal en Miami y muy buenas fuentes en el gobierno nacional, informó “Alberto Fernández le propuso a la CGT sumarse a un “pacto de gobernabilidad” junto con la UIA para serenar la economía. Fue durante una cena reservada con cinco dirigentes cegetistas. No fue invitado Pablo Moyano. (…) El primer mandatario estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, mientras que por la central obrera participaron dos de sus cotitulares, Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio), además de Andrés Rodríguez (UPCN), Armando Cavalieri (Comercio) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias). (…) El único momento de tensión se produjo cuando uno de los dirigentes cegetistas le planteó a Alberto Fernández su disconformidad con las medidas que afectan al campo. “Estamos chocando con las mismas piedras de antes. Parece que buscamos otra resolución 125 cuando el agro debería sumarse a los acuerdos. No puede ser que todos los días nos inventemos nuevos enemigos”, protestó. El Presidente, contemporizador, le dio la razón y aseguró que está “buscando soluciones” para acercarse a las agrupaciones rurales”.

Consultado para este Panorama por esta noticia, el referente de la Corriente Federal de los Trabajadores, el gráfico Héctor Amichetti opinó: “Se repite la historia que mil veces aceleró el fracaso” y puntualizó:

1- La CGT se unifica, pero su conducción sigue siendo una mesa chica de 6 dirigentes que reniegan del debate democrático necesario para fortalecer la Central, lo que implicaría definir entre todos los gremios un programa que abarque nuestras propuestas frente los grandes temas nacionales que provocan la crisis.

2- Si quisieran en realidad “ayudar” al gobierno y resolver las demandas de la clase trabajadora deberíamos definir una clara estrategia de confrontación con los formadores de precios, pero por el contrario vuelven a apostar a un pacto con Arcor, Techint, Ledesma y las entidades rurales.

3- El problema de las obras sociales es real, pero no se resuelve con giros parciales de recursos por parte del Estado sino discutiendo un nuevo sistema integrado de salud.

4- No lo dejan afuera solo a Pablo Moyano, excluyen a todo el movimiento obrero organizado que cree en la organización y movilización de la clase trabajadora confrontando con los grupos concentrados del poder como única herramienta para resolver los problemas del país.


LADRIDOS EN LA UOM


Abel “el Perro” Furlán ganó una pulseada histórica. Logró que la Seccional Capital de la Unión Obrera Metalúrgica no se quede con la secretaría general. Tras 18 años, Antonio Caló, de 75 años de edad, quedó afuera.

La primera explicación en los medios comerciales fue partidaria. Furlán kirchnerista y Caló albertista. Como si la política fuera una regla de tres simple.

Para este Panorama dialogamos con Agustín “Piraña” Colovos, secretario adjunto de la UOM Morón, electo aunque no asumió aún (más abajo contamos la razones). Mientras se recupera de una operación de columna vertebral y sigue resistiendo a una enfermedad tremenda como el cáncer de médula ósea, Colovos comentó las novedades del gremio metalúrgico con Gráfica.

Creo que este cambio en la conducción nacional es multicausal. Es un gremio emblemático, pero que quedó diezmado después de la dictadura. Pienso que para entender lo que nos pasa tenemos que enmarcarlo en el contexto del país. La UOM pasó de tener 500 mil afiliados con veinte millones de habitantes a los 50 mil del 2001 y a los 160 mil hoy con 45 millones de habitantes. A la Argentina le cambiaron el tablero de juego: Hoy es un país de servicios y la UOM no marca más la pauta de nada”, arrancó su análisis.

Luego hizo un breve repaso histórico para explicar qué sindicato marcó la pauta salarial según el modelo de país vigente: “Previo al peronismo con el modelo agroexportador la Unión Ferroviaria, con el modelo industrial del 45 al 76 la UOM, en los ´90 con el deterioro del ferrocarril y con la privatización de los servicios de recolección, Camioneros y hoy por hoy los bancarios, los aceiteros”.

Colovos caracteriza que “Argentina es un país de servicios con un modelo agroexportador extractivista, donde la industria no tiene cabida, nuestra burguesía no quiere industria. Te das cuenta con los de Techint o Aluar, dos emblemas de la metalúrgica, que venden más cara la materia prima acá en Argentina que en el exterior y su pelea es siempre por bajar los salarios”.

Tras esta introducción, volvió a lo gremial: “En ese contexto la UOM quedó siempre retrasada, quizá porque es un gremio muy heterogéneo, donde tenes la ex SOMISA y el taller con dos compañeros soldando. Entonces, siempre el salario metalúrgico intentó ser un promedio y después cada fábrica peleó como pudo por extras, sino nadie puede vivir con el salario de la UOM que está por debajo de la línea de la pobreza”.

Para “Piraña” es clave la cuestión generacional de la dirigencia. Los mayores de 70 años se están retirando, como Caló (o “los viejos” de la Seccional Avellaneda que fueron directamente expulsados del sindicato tras perder la elección). Luego, está la generación del “Perro” Furlán que ahora pasó al frente. Y está “mi generación, la de Diego Espeche (que ganó la Seccional San Miguel en 2016) y Adrían Pérez” (actual secretario general de la UOM Quilmes que le ganó la interna al Barba Gutiérrez), es “la que entró con la industrialización del kirchnerismo o la seudo industrialización de ensamblaje del kirchnerismo, donde nos sumamos bastantes trabajadores que veníamos con una militancia en los ´90. Porque un cambio político siempre es precedido por un cambio cultural y todos nosotros los que encabezamos las segundas líneas de algunas seccionales fuimos parte del 2001”.

Para Colovos, Caló, entre otros dirigentes, “no pudieron entender los cambios que se dieron en las bases. Muy cerrado todo, sin participación, sin abrir debates de nada. La UOM sin un proyecto estratégico”. En ese sentido, la elección de Furlán “es un cambio auspicioso porque al menos se abre un panorama que se puede sacar a un secretario general que ya no estaba a la altura de lo que las bases quieren”.

El dirigente metalúrgico concluyó su análisis: “Esto abre canales, que tenemos que ver cómo los ocupamos con inteligencia y participación. Yo lo tomaría como una transición hasta que nuestra generación tome la manija de todos los sindicatos. Para que avancemos con programas de soberanía, con la nacionalización del aluminio y la siderurgia. Porque creo que nuestra CGT es poderosa pero invertebrada y miope”.

Ahora bien ¿Por qué no asumió la nueva conducción de la UOM Morón? Está todo trabado en el Poder Judicial. Sergio Souto, quien no pudo presentarse porque se cayeron los avales de su lista, sigue trabando la decisión de los metalúrgicos (que explicamos en una edición anterior). El dato político es que el “sabbatellismo” apoya a Souto y hace lobby por él. De hecho, sigue siendo el Director de Asuntos Gremiales del municipio que conduce Lucas Ghi.


UNA “VOZ DISIDENTE” EN SANIDAD


La Agrupación 22 de agosto del gremio de Sanidad marchó este 24 de marzo por fuera de la conducción de West Ocampo y Daer, que definió que el gremio no debía participar de la histórica movilización a 46 años de la dictadura genocida.

Armamos una agrupación que ya venía laburando pero tomó carácter público este 24 con algunas posiciones y vamos a tratar de meter algunos debates. No somos oposición, sino una voz disidente dentro de la lista Celeste y Blanca que encabeza Héctor Daer, planteando discusiones que la organización no se da. Lo que queremos es revitalizar las instancias orgánicas del gremio. Estamos organizando a un montón de compañeros y compañeras que ven que la metodología de discusión paritaria no sirve, que tenemos que tener plenarios, formación política y que queremos más participación de las bases. Es un proceso que está tomando ahora carácter público”, contó para este Panorama, Horacio Wasserman, delegado de Laboratorios Craveri, que reivindicó la fecha que eligieron como agrupación: “22 de agosto es la fecha en que Evita da el discurso de renunciamiento a su cargo político en función de priorizar el Movimiento y no la individualidad y además por el aniversario de la Masacre de Trelew que nuclea un montón de expresiones del Campo Popular en función de un objetivo común”.

Como hecho fundacional de este espacio sindical está el desarrollo de un proyecto junto al Archivo Nacional de la Memoria. Buscan reconocer a trabajadoras y trabajadores del sindicato detenidos desaparecidos, hasta ahora identificaron a 120 personas, técnicos y empleados de instituciones médicas de gestión privada, droguerías, laboratorios de la industria farmacéutica, de análisis clínicos. Pero saben que hay más.

Este es un listado inicial. Hay que seguir investigando y profundizando pero nuestro sindicato no tiene secretaría de Derechos Humanos. Nunca se hizo un homenaje a esos compañeros detenidos desaparecidos”, comentaron desde la Agrupación 22 de agosto.


MACRI RECARGADO


Mauricio Macri, muy lejos de estar preso, sonríe ante la posibilidad de un Segundo Tiempo. Ya adelantó lo que haría con Aerolíneas Argentinas, en una nota en el canal de TV del cual es accionista: “Si no es viable, hay que privatizarla. Hasta cuándo nos van a vender esos avisos románticos y lindos de aerolíneas que es Argentina”. Luego en TN dio una entrevista donde volvió a plantear: “Me parece bien que haya hecho ruido lo que dije sobre Aerolíneas. Quiero que se caigan estos mitos. Un aviso romántico de Aerolíneas Argentina no va ocultar que el señor (Pablo) Biró y sus secuaces nos cuestan 700 millones de dólares por año. Es más caro que la reina de Inglaterra”.

Le respondió el titular de APLA (Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas) Pablo Biró en Radio Gráfica. Se refirió al rol que cumplió Aerolíneas al momento de brindar respuestas durante la pandemia de coronavirus: “Salimos a buscar a los varados que dejaron tirados las privadas con nuestros aviones, cuando hubo que traer barbijos, respiradores, insumos para los enfermeros, médicos, y los que le pusieron el pecho a la pandemia, se fue con Aerolíneas Argentinas”, y agregó: “Pfizer pretendían que busquemos las vacunas a través de Federal Express o UPS (compañías de logística estadounidenses), cobrándonos U$100 el kilo. Ahí salió el gobierno argentino, con su línea de bandera”.

Biró remarcó que la empresa implica una “ganancia permanente para el Estado, lo que pasa que no se dice, no comunican asertivamente, porque aerolíneas en concepto de aportes y positivo deja casi el 35% de la participación. Aporta sola, sin impacto de generación de trabajo indirecto, sin medir el impacto territorial positivo que es altísimo en cada aeropuerto, entre 700 y 800 millones de dólares anuales”, y señaló que no es irracional que el Estado reinvierta entre 500 o 600 millones para garantizar la conectividad al país.

Por otra parte, aclaró que “la propuesta de la derecha más rancia no es atacar a ‘Biró y sus amigos’, apuntan contra el dirigente gremial, pero no es personal, no es contra mí, sino que quieren ir contra los derechos de mis representados. Hay que preguntarle a los compañeros de Andes, LAN, Avianca, si la organización de la compañía les permitía una lucha sindical”.


YAPA. MURAL DE WALSH


Este viernes lluvioso, a 45 años del secuestro y desaparición de Rodolfo Wash, el sindicato de prensa (SIPREBA) y del Subte (AGTSyP), inauguraron un mural en la Línea E. Fue en un acto cargado de sentido tras la vandalización que hicieron los “jóvenes PRO”, con la presencia de Hugo Yasky y Horacio Pietragalla, entre otros dirigentes.

Beto Pianelli, en su discurso reivindicó a Rodolfo que “fue periodista, fue escritor, pero fundamentalmente fue todo eso, orgánico de la clase trabajadora. Porque él fue quien hizo el diario de la CGT de los Argentinos”. Por su parte, Agustín Lecchi, recordó la dedicatoria de Walsh en la tercera edición de “Caso Satanowsky” publicado en 1973: “Los compañeros que desde las comisiones internas, las Agrupaciones de Base y en particular el Bloque Peronista de Prensa, combaten diariamente a la raza de envenenadores de conciencias: nuestros patrones”. Una declaración de principios del joven dirigente de SIPREBA.

Finalmente, un apunte histórico. Walsh fue Oficial de Inteligencia de Montoneros. Tras el Golpe tuvo sus críticas al “militarismo” de la organización. Planteaba que la estrategia debía ser defensiva, replegarse en las bases como en la Resistencia. En uno de sus últimos escritos de debate dirigidos a la Conducción definía: “En nuestro país es el Movimiento el que genera la vanguardia, y no a la inversa, como en los ejemplos clásicos del marxismo. Por eso, si la vanguardia niega al Movimiento, desconoce su propia historia y asienta las bases para cualquier desviación. Esa es la nota distintiva de la lucha de la liberación en nuestro país, que debemos tener siempre presente. La vanguardia –Montoneros- generada por el Movimiento –el peronismo- debe conducirlo hacia su transformación en el curso de la lucha por el poder y el socialismo”.

Para el historiador Ernesto Salas, “Walsh consideraba que después del 24 de marzo se daban las condiciones para hablar con todo el mundo y hacer política en nombre del peronismo, pero en lugar de ello se había decidido que las armas principales del enfrentamiento eran militares y se habían dedicado esfuerzos a profundizar acuerdos ideológicos con la ultraizquierda. Consideraba un grave error que la vanguardia pretendiera crear su propio movimiento para reemplazar al peronismo, en lugar de pelear por su conducción”.



Fuente: Radio Gráfica

58 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo