Buscar

Una primera mirada de los sistemas


*Por Juan Disante


La aparición del Coronavirus a nivel mundial, no tratándose de una epidemia que no aparece en una sola región sino en todos los sitios del mundo, muestra que ésta contaminación tiene que ser calificada y analizada como producto de un conjunto y condición de la totalidad. No son varios seres vivos con contagios malignos, sino que se trata de una sola alimaña que ataca sincrónicamente en todo el planeta.


Si se ubica de esta forma la cuestión, se puede definir que el virus se mueve dentro de un sistema, y/o también que aparece como respuesta a algún otro sistema preexistente. Para encontrar alguna solución en manos de los entendidos y de los actuales gobernantes, hay que instar al pensamiento a volver estrictamente a la idea de Sistema. El ataque separado de la totalidad no resuelve el problema de fondo y definitivo. Es de lo universal a lo particular.


Si se tratara del conflicto entre la protomatriz de un sistema y otro contrario, deberíamos concebir que la actual Pandemia no sólo ataca a la naturaleza sino a todo el sistema social y económico.

Un amigo que vive hace años en Austria me mandó un mail diciéndome que el río Danubio Azul volvió a ser azul después de 150 años. Y cuando vemos que los P.B.I. de todos los países están cayendo un 6 % promedio, que la desocupación y lo suicidios y muertes crecen día a día, que la acumulación de petróleo que no se usa es tan grande que no tienen donde guardarla y por lo tanto la regalan, nos preguntamos sobre el desborde del plan natural. Nos preguntamos si los intereses de defensa de los individuos deben estar por sobre el interés general.


Como telón de fondo poco mencionado, el otro bando en cuestión, modificado por la sociedad y en tensión con el Covid-19, nos sigue mostrando la contaminación ambiental de tierras y mares, la ruptura de todo el ecosistema y la respuesta de la naturaleza con inundaciones y sequías, la desaparición del agujero de ozono, el retardo anormal de los climas, etc.


En definitiva se  trata del actual sistema connatural transfigurado por el hombre, enfrentado a otro sistema infecto, desconocido, ya perenne, que al correr de los días, termina mostrando con toda su dureza la injusticia social de otro sistema, globalizado, con enormes carencias sanitarias, vacíos solidarios, intereses especulativos y con abundancia de un llamado Mercado inservible que no resuelve las necesidades humanas más básicas y simples.     

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo