Buscar

Vivir en una burbuja

Actualizado: abr 3


*Por Eliana Valci


Cuando alguien no sabe o no comprende algo generalmente se le dice: “vos vivís en una burbuja” o en criollo: “vos vivís en un termo”. Estos dichos parecieran aplicarse a los ministros de educación, incluso al mismo presidente.


Desde el inicio de la Pandemia la vida de todos se ha puesto de cabeza y en eso desbordan las contradicciones. Una de ellas es la vuelta a clases, en un momento en que si bien llegaron las vacunas contra el COVID-19, no son las suficientes para inmunizar a toda la población.


No obstante, en una conferencia donde se “impuso” Juntos por el Cambio (ya que solo vemos una escenografía amarilla y negra), muy sueltos de cuerpo el ministro de educación de la Nación Nicolás Trotta y la ministra de educación de CABA Soledad Acuña, anuncian el regreso a las clases presenciales a partir del 17 de febrero.


A su vez, Acuña en conferencia con el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dijo que no se cerrarán colegios ni suspenderán las clases ante casos de docentes contagiados, sino que "se aislará a la persona". Aún no empezó el ciclo lectivo y ya llevamos al menos 15 docentes contagiados y no hay garantía de que esto no empeore.


Mientras tanto, Trotta dijo: “Implica un gran desafío. No es cualquier regreso, es un regreso seguro con protocolos, en diálogo permanente con todos los sectores educativos“. Todos sabemos que “a seguro se lo llevaron preso” y que las condiciones edilicias de las escuelas no están aptas para nadie. ¿O ya nos olvidamos de los reclamos de todos los años respecto de la infraestructura?


Por otra parte, el presidente Alberto Fernández afirmó que “sin salud no hay presente y sin educación no hay futuro”, al realizar desde la residencia de Olivos el discurso de cierre de la 102 Asamblea del Consejo Federal de Educación (CFE). ¿Qué elocuente no? Las frases hechas quedan bárbaras cuando son de la boca para fuera. Pero pensemos un poco, ¿no es contradictoria la afirmación del presidente?


¡Por supuesto que sí!, no hay que darle mucha vuelta al asunto. Si toda la población estuvo durante todo un año asilándose, cuidándose, etc. so pretexto de la Pandemia, porque no había cura y ahora que la tenemos pero que no todos estamos protegidos, ¿vamos a largar a los docentes, padres y a los pibes a la calle?


¡La confusión está clarísima!...ah pero el gobierno porteño seguirá fomentando el uso de la bicicleta como medio de transporte seguro para docentes, padres e hijos y además según la ministra Acuña los hace llegar con una sonrisa. Parece que viviéramos en Disney Landia donde todos somos felices y nada malo pasa.


¿En qué burbuja vivieron todo el 2020?...Claramente sin salud no hay presente, pero si arrojamos a estas personas a su suerte tampoco estarán en un futuro, más allá de si hayan o no estudiado. O es que como llegaron las vacunas, ¿la inmunidad es por ósmosis?


Deberían de pensar y sobre todo comunicar mejor las cosas, porque la sociedad queda siempre como la mortadela del sanguche entre las decisiones del Estado y las instituciones. Y esta vez no es joda, estamos hablando de la vida de las personas. Porque si no la frase que utilizó el presidente durante todo el 2020 “la prioridad es la salud de pueblo”, careció totalmente de sentido y contenido.



*Directora Revista Ida & Vuelta Medios


16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo